Domingos Impares #25

Un Río

Potus despreocupados, trepados en troncos y paredes. Los adoquines me incomodan, quieren protagonizar mi caminata y yo peleo con ellos porque quiero mirar a todos los ángulos posibles, escaneando y buscando fotos para mi archivo mental. Autos, motos, bicis, transeúntes. Coro citadino. Insistencia / existencia: las bocinas. La bicicleta me ayuda a entrar en una frecuencia suave aunque a la defensiva. Adrenalina. Esquivar, saltar, mirar en 360°, campanita, cuidado, un cordón cuneta que me sacude, bajada por fin. 

Los pies en la tierra, las piernas ralentizando, temblorosas, de pronto es como andar en "cámara lenta". Un muro de más plantas. Un bosque húmedo, añejo, sabio. Floresta. Vaya una a saber qué otros mundos habrá en esa profundidad. Vaya una a sentir esa potencia natural. Otra vez, insistencia / existencia, pero ahora más nobles y justas. 

Desplomo con suspiro sobre el asiento de cemento. Está bien igual. Tanteo la botella de agua. Un sorbo con pausa. 

La sangre en las venas orbita a toda velocidad. Otro sorbo. La calma.

Frente a mí, un lago y un espectáculo de superioridad estética.


Si llegaste hasta aquí, ¡Gracias!

Si querés compartirme algún pensamiento o comentario, podés escribirme a aflorquiroga@gmail.com. Para recibir #DomingosImpares, podés suscribirte aquí. En Instagram me encontrás como @aflorquiroga.

Hasta el próximo Domingo Impar 🙂

 

©2023 Florencia Quiroga. Fotógrafa. Todos los derechos reservados